publicidad

Ícaro


Se dice de la persona imprudente que por su presunción es muy posible que se ponga en peligro de perderse. En la Mitología, Icaro era el hijo de Dédalo. Estando prisioneros en el laberinto de Creta, huyeron con unas alas pegadas con cera. Durante su vuelo, Ícaro se acercó tanto al Sol que la cera de sus alas se derritió, y cayó al mar.


Loading...